Feeds RSS
Feeds RSS

martes, 10 de marzo de 2015

JUEGO DE LA OCA PARA SÍLABAS TRABADAS (Y OTROS TEMAS)

Este juego de la oca nos permite repasar varias cosas aprendidas. Entre ellas tenemos un JUEGO DE SÍLABAS TRABADAS

Resultado de imagen de DILE AL SOL OCA

lunes, 9 de marzo de 2015

LOS PRONOMBRES PERSONALES

Practicamos los pronombres personales. Estos juegos nos ayudarán a memorizar los pronombres de 1ª, 2ª y 3ª persona, y a diferenciar el singular del plural.




Los pronombres

Pronombres pers



jueves, 5 de marzo de 2015

RECETAS DE COCINA DEL CURSO 14 15

Néstor nos propone hacer plátano frito con chocolate.

miércoles, 4 de marzo de 2015

BUSCANDO A TOM

Sara nos lee un cuento que le gusta mucho:

lunes, 2 de marzo de 2015

EL MICROONDAS

En 1945, poco después de la final de la Segunda Guerra Mundial, Percy Spencer un científico americano, en una visita a uno de los laboratorios de la empresa Raytheon se detuvo momentáneamente delante de un magnetrón. De repente Spencer observó que la barra de chocolate que llevaba en el bolsillo había comenzado a derretirse. En aquel momento, lleno de curiosidad y con la excusa de tomar algo de aperitivo pidió un paquete de palomitas y ante la sorpresa de todos, incluso del propio Spencer, los granos de maiz se convirtieron en grandes y lustrosas palomitas.
A partir de esa fecha, de este sencillo experimento, Spencer y los laboratorios Raytheon desarrollaron el horno de microondas; un aparato que era capaz de convertir electricidad por medio de un magnetrón en ondas microondas. Años más tarde, a finales de los años 60, el microondas se convirtió la gran novedad de las cocinas americanas.

    Aunque no llegó a los primeros hogares españoles hasta finales de los años 80, principios de los 90, las grandes ventajas de este aparato hicieron que, en tan sólo una o dos décadas, se desarrollaran todas las enormes posibilidades que presentaba.

    ¿Cómo funciona un microondas?


    Los microondas calientan la comida en segundos, sin fuego, sin calor, mágicamente. Si calentamos agua en un vaso, el vaso permanece frío. ¿Cómo lo hacen?

    El modo más habitual de calentar cosas es ponerlas en contacto con algo que está más caliente. Por eso los alimentos se han cocinado tradicionalmente poniéndolos al fuego, o metiéndoles en un horno. Es decir, colocándoles cerca o dentro de algo muy caliente.
    Pero el microondas (en realidad “horno de microondas”) no funciona así. No transfiere calor a los alimentos, sino que crea el calor dentro del alimento, en el agua que todos los alimentos contienen.
    Para entenderlo tenemos que explicar antes qué es una molécula de agua. Para que hagas una idea, una molécula de agua es la gota de agua más pequeña que podemos coger sin que deje de ser agua. Si partimos una molécula en algo más pequeño, ya no tenemos agua, sino hidrógeno y oxígeno… Habrás oído eso de que el agua es H2O, ¿no? Lo que quiere decir es que si juntamos dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno tenemos una molécula de agua. Pero si esto es lioso, no te preocupes, imagínate simplemente una gota pequeñísima de agua.
    Lo que hace en realidad el microondas es producir un campo magnético que hace que las moléculas de agua roten. Es como si pusiéramos un imán cerca de otro y le diéramos vueltas; el otro también giraría. Algo así. Las microgotas de agua dan vueltas y vueltas y al hacerlo “rozan” unas con otras y eso hace que se calienten, como cuando te frotas las manos. Y el agua, al calentarse, calienta a todo lo demás.
    Cuando sacamos el vaso está frío porque aún no ha dado tiempo a que el agua que contiene lo caliente. De hecho, si metemos un vaso vacío éste no se calienta en absoluto, porque el vidrio no contiene agua. Pero mucho ciudado, porque aunque parece que no quema, si metiéramos la mano en un microondas en marcha se nos achicharraría en un momento, porque nuestra sangre, que es básicamente agua, se pondría hervir. Afortunadamente estos aparatos tienen un mecanismo de seguridad que hace que se detengan inmediatamente al abrir la puerta.

    EL AUTOMÓVIL

    Un automóvil o coche, es un vehículo mecánico de propulsión propia destinado al transporte de personas, generalmente con cuatro ruedas y capacidad entre una y nueve plazas. Las ruedas "delanteras" pueden moverse hacia los lados para permitir giros y tomar las curvas.
    Se mueve gracias a un motor a explosión de combustión interna alimentado por gasolina, gas licuado del petróleo, gasóleo o aire comprimido.
    El automotor o automóvil, tal como lo conocemos en la actualidad, fue inventado en Alemania en 1886 por Carl Benz. Poco después otros pioneros, como Gottlieb Daimler y Wilhelm Maybach, presentaron a su vez sus modelos. El primer viaje largo en un automotor lo realizó Bertha Benz en 1888, al ir de Mannheim a Pforzheim, ciudades separadas entre sí por unos 105 km.
    Vehículo 1886
    El inventor y su creación: Karl Benz al volante de su automóvil
    Cuando Henry Ford lanzó en Detroit el primer coche fabricado en cadena ("Ford T"), no se planteó el problema del color, porque para que la primera fábrica de coches funcionara se debía economizar al máximo. Paradójicamente, el prototipo del Ford T era rojo. Este automotor combinaba sencillez, fiabilidad y precio módico. El sueño de Henry Ford de poner en marcha la fabricación de autos en cadena y para todo el mundo se cumplió: más de 15 millones de unidades del Ford T fueron adquiridas por los norteamericanos, la serie más vendida en el mundo del automóvil.

    Tipos de automóviles:
    Turismo:
    Vehículos - Turismo
    Automóvil de distintos segmentos (global), desde coches urbanos hasta berlinas de lujo. Los hay con dos y cuatro puertas laterales, y con distintas carrocerías: hatchback, liftback, sedán y familiar. Destinado al transporte de personas, con capacidad hasta de nueve plazas como máximo.
    Monovolumen:
    Vehículos - Monovolumen
    Automóvil alto en el que el compartimiento del motor, la cabina y el maletero están integrados en uno. Han ido adquiriendo últimamente popularidad, sobre todo entre las familias con varios niños, por el número elevado de asientos que estos coches ofrecen.
    Cupé:Vehículos - Cupé
    Automóvil con dos puertas laterales cuyo techo redondeado cae lentamente, acompañado por la forma del vidrio trasero y la tapa del maletero. Suelen tener capacidad para dos o cuatro personas.
    Descapotable:
    Vehículos - Descapotable
    Automóvil similar a un cupé pero que en lugar de un techo fijo tiene una capota plegable, generalmente de lona o plástico. Tienen dos o cuatro plazas y un maletero generalmente reducido, que al recoger la capota queda aún más pequeño. Una moda actual es la de los cupé cabrio, cuyo techo plegable es rígido.
    Deportivo:
    Vehículos - Deportivo
    Automóvil diseñado para circular a altas velocidades en la vía pública. Suele tener mejor aceleración, velocidad máxima, adherencia y frenada que otros coches, lo cual se logra mediante motores, frenos, suspensión, caja de cambios, neumáticos, chasis y carrocería especiales. Las carrocerías más usuales son cupé y descapotable; en el último caso, los modelos se denominan popularmente "roadster".
    Furgoneta:
    Vehículos - Furgoneta
    Vehículo automotor para transporte de objetos o grupos de personas, con puertas laterales usualmente corredizas. Se asemejan estructuralmente a los monovolúmenes, aunque tienen algunas diferencias.
    Todoterreno:
    Vehículos - Todoterreno
    Vehículo específicamente diseñado para superficies de tierra, de arena, de piedras y agua, en pendientes de subida y bajada pronunciadas. Disponen de los mecanismos necesarios para este tipo de conducción, como la tracción a cuatro ruedas y la reductora de marchas. El centro de gravedad se encuentra desplazado hacia abajo, para que el automotor pueda inclinarse hacia los lados hasta un determinado ángulo. El término inglés de todoterreno es off-road vehicle, es decir, "vehículo todoterreno". También se conoce a estos coches con la denominación 4x4, pronunciado "cuatro por cuatro".

    EL TELÉFONO

    La historia del aparato que revolucionó la comunicación a larga distancia
     Se trata de un instrumento de comunicación que gracias a un micrófono, un altavoz y la electricidad, permite la transmisión de la voz y de otros sonidos. Gracias a él podemos hablar con cualquier persona aunque se encuentre en el lugar más remoto del mundo.
    La historia de quien inventó el teléfono es realmente curiosa. Siempre se ha creído que  era el escocés Alexander Gramham Bell, quien trabajó durante años en el diseño de este aparato y lo patentó en 1876. Pero en realidad, el científico italiano
    Antonio Meucci lo había inventado unos años antes bautizando su invento con el nombre de teletrófono.
    Meucci era un hombre sin recursos económicos que sabía que tenía entre manos un invento revolucionario. Durante años buscó ayuda económica para poder comercializar su aparato pero nadie le apoyó. Ni siquiera disponía de dinero para patentarlo, es decir, para presentar los documentos en la Oficina de Patentes y poder registrar el invento, que era la única manera de dejar constancia de que él lo había ideado.
    En cambio, Graham Bell pertenecía a una familia adinerada y aunque creó un aparato muy similar años después, consiguió patentarlo antes convirtiéndose a los ojos del mundo en el padre del teléfono. Como os podéis imaginar, Bell se llevó todos los honores, se hizo millonario y fundó su propia compañía telefónica.
    Durante años Meucci luchó para que se reconocieran sus derechos e incluso hubo un juicio contra Bell, pero murió sin haber conseguido nada, inmerso en la pobreza.
    Más de un siglo después, el 11 de junio de 2002, el Congreso de los Estados aprobó un documento por el cual admitió que el verdadero inventor del teléfono había sido Antonio Meucci y no Graham Bell. De esta forma se ha hecho justicia y se ha reconocido el mérito de este científico que pasó su vida investigando pero murió en la más absoluta miseria.
    A pesar de que hoy en día es difícil imaginar una vida sin teléfonos móviles, lo cierto es que es un invento relativamente nuevo.
    El 23 de diciembre de 1900, el inventor Reginald Fessenden logró hacer el primer teléfono sin cables. En 1947, el ingeniero William Rae Young propuso que las torres de radio pudieran soportar también una red telefónica. Pero se necesitaron 10 años más para desarrollar completamente los inventos.
    ISTOCKPHOTO/THINKSTOCK
    Los primeros teléfonos móviles pesaban casi 36 kg.
    Quien-invento-el-telefono-1.jpgMarin Cooper, de Motorola, dirigió el primer móvil práctico. El Motorola DynaTAC pesaba poco más de un kilo.